Así, rápido

Mi medio es la palabra…, y me enrollo como una persiana. Si te gusta leer, en esta web disfrutarás como un niño. Si prefieres ir al grano, aquí te dejo lo esencial. Aunque te animo encarecidamente a que sigas leyendo más.

Poco antes de cumplir los treinta, decidí afrontar algo así como un vacío existencial, y recorrer el Camino de Santiago me ayudó lo que no está escrito para seguir viva. Empecé a hacerle fotos a un click de Playmobil y de ahí nació una historia que me ha salvado literalmente la vida.

La primera foto del clickamino, en Saint-Jean-Pied-de-Port.

Esa historia ha dado lugar a un proyecto de educación emocional, el clickamino, con el que me dedico a difundirla ofreciendo a los demás los recursos que me sirven a mí; hoy por hoy, mientras me recupero de un cáncer del que estoy consiguiendo salir, mejor que nunca y renacida. Y con una fuerza que no me canso de transmitir, porque lo que he aprendido estos últimos años es tan valioso que no puedo quedármelo. De una forma u otra, quiero regalártelo; seguro que puedes llevarte algo de mí.

Para seguir haciendo realidad el clickamino y compartirlo, ofrezco servicios de edición profesional en edición limitada, con los que vivir y seguir contándolo. Ese es mi trabajo, por el que cobro, y con él financio el clickamino, un proyecto sin ánimo de lucro y solidario con el que promover la responsabilidad y la autonomía emocional de los demás «peregrinos» con los que me cruzo en el «Camino», hayan ido a Santiago o no.

El clickamino es mi proyecto de vida, que consiste en compartir lo que aprendo al vivir, y edición limitada, mi trabajo, el medio con el que sirvo a ese fin.

Darle al coco también cansa. ¿Una pausa?

El clickamino no es mío: es de todos los que formamos parte de él y le damos sentido. Si te gusta el proyecto y quieres contribuir a que siga, puedes…

sumar en el clickamino de muchas maneras:

  • Compartiendo esta historia.
  • Participando en las «aventuras» que vivimos.
  • Donando material de Playmobil.
  • Aportando dinero de diversas formas.
  • Creando contenido conmigo.
  • Contactando conmigo si se te ocurre algo relacionado con esto y te apetece decírmelo.

contratar mis servicios de edición profesional, que consisten en:

  • Traducir y revisar traducciones.
  • Editar originales y documentarlos gráficamente.
  • Corregir y velar por la calidad comunicativa de los escritos.
  • Crear, coordinar y gestionar publicaciones y contenidos.

Si te interesa, te invito a tomarte un rato para ti y a seguir leyendo con calma. ¡Es por aquí!