El viaje

Es como un calambrazo:

Ya está.

Ya pasó.

Me he visto.

Por ahí pasé yo.

Como un rayo, la realidad te sacude de vez en cuando y te deja clavado en algún rincón.

Es una sensación y no entiende de metas, de lugares ni de calendarios. No responde a los fines de año. Los ciclos auténticos se viven dentro y tienen sus propios tiempos. Somos su resultado.

Cuando empezó la pandemia lo sentí tan claro… Un año antes, ya lo entendí. No fue coronavirus, pero me tocó a mí. No importa cómo se llame: es el camino de vuelta a ti cuando te diriges a ninguna parte. La tragedia ha venido a invitarte: a recordar lo verdaderamente importante, a tomar perspectiva, a volver a centrarte. Es tu viaje. ¿Adónde quieres ir?

Yo decidí seguir adelante, hacia dentro, habitarme. Explorar ese lugar del que llevaba toda la vida escapándome. Si tenía que reconstruirme entera, solo podía empezar por ahí. Un año después, como es dentro es fuera porque por fin comprendí que no hay otra manera.

De ahí la certeza. De que vivimos lo que necesitamos para evolucionar. Y de que cuanto más duele más hay por sanar. Si nos escuchamos, lo haremos. Si nos escuchamos bien, sufriremos menos. Algo me dice que vamos bien. Estamos aprendiendo.

* * *

Querido 2020: tú y yo sabíamos que lo íbamos a conseguir. Por eso aposté fuerte. Por fin estoy aquí.

#felizvidaatodos❤ #esgritos